Lactancia, mi manera de amarte

IMG_20160515_133601

Cuando miro tus ojos cerrados, concentrado, casi en trance mientras mamas, el corazón se me hincha de emoción, hasta desbordarse de alegría. No hay nada que ame más que darte de lactar. Son 22 meses ya de verte crecer con lo que mi cuerpo te ofrece. Me llena de orgullo. Me alborota el alma. Me sigo maravillando, mi leche te ha convertido en este hermoso y saludable bebé. Es un regalo de amor sin lugar a dudas.

Nuestro inicio no fue fácil, tras la cesárea a las 41 semanas, necesaria para traerte al mundo después de dos inducciones fallidas, una dilatación estancada y una cabeza grande, estuvimos casi cuatro horas separados. ¡Cuatro horas!, ¿por tu seguridad y la mía?, si los dos lo único que necesitábamos era vernos, olernos, reconocernos. Eso será parte de otra historia. Apenas te vi, te tomé, te puse a mi pecho y mamaste. Eras un niño de grandes ojos, muy abiertos, que miraba todo, comiéndose el mundo. Te pegué al pecho todo el tiempo, ¡pero llorabas!, y empezaron las dudas, a lo mejor no sale nada, no es suficiente mi leche. Con los días y tus pañales pintados de naranja y un alta con mucho peso menos, llego la recomendación del pediatra de suplementar con fórmula. Yo me negaba, decidida a lograr nuestra lactancia, pero seguías sin orinar lo suficiente y bajando de peso. Entre lágrimas, y entregando la responsabilidad a tu papá, tomaste fórmula unas cuantas veces, hasta que la leche llegó para quedarse.

Y te miro, ya duermes con tu cabeza apoyada en mi seno. Respiras mi olor y yo te huelo intensamente, para nunca olvidar el momento. Tus manos y piernas sobre mi asegurando que no me vaya. Tibio. Seguro. Mueves tu boca mamando por reflejo. Más oxitocina imposible. Más amor imposible. Me siento más mamífera que nunca y poderosa, muy poderosa.

¿Qué si es difícil dar de lactar?, a veces puede ser extenuante, pero es la mejor herencia que puedo dejarte. Hoy es tu momento hijo mío, que tus cimientos de amor sean fuertes para que construyas tu felicidad.

Te amo José Antonio.

 

Cariños,

Macarena

Gracias por leernos!, si te gustó, ¡compártelo!. La información puede ser útil para alguien más a quien conozcas y nos ayudas a crecer. No dejes de seguirnos en nuestra página de Facebook para no perderte nuestras actualizaciones y artículos de interés en Crianza respetuosa. Para suscribirte al blog y recibirnos en tu correo electrónico, avanza al final de esta página e ingresa tu dirección en Directo a tu email, no olvides de contestar el correo de confirmación . Si deseas contactarnos, puedes hacerlo por aquí.

10 comentarios en “Lactancia, mi manera de amarte

  1. Bellísimo mi Maca, nada más hermoso que ese momento de reconocernos como mujeres, como madres. Nunca una se siente más productiva, más insustituible, única, indispensable. Amo ser mamá y amo encontrarme identificada en mujeres como tu. Mientras exista esa pasión, esa entrega y esa dedicación para criar a nuestros hijos, existe esperanza para el mundo!

    Me gusta

    • Gracias por compartir tus emociones y sentimientos. Concuerdo con cada palabra tuya, el mejor trabajo de mi vida ha sido este. A través de nuestros hijos, dependiendo de lo cálida que sea nuestra crianza, tenemos la posibilidad de transformar este mundo en un mejor lugar para todos. Un abrazo enorme!

      Me gusta

  2. Mi Maca q bonito….. M senti tan identificada ahora q Isaac tiene 18 meses uno se convierte en camara tomando esos rostros de amor ternura dependencia y juego muchas veces …. Amamos dar de lactar porq ese vinculo es indescriptible sobrepasa mil emociones ….besos y t sigo ahora por blog jijijiji 😉

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias Pao!, yo estoy feliz con este post al descubrir que muchas personas de mi entorno han disfrutado y vibran con sus lactancias. Es la mejor experiencia de la vida. Con los años, veremos los frutos. Cariños y gracias por seguir el blog y la página!

      Me gusta

  3. Hola amiga de la vida!🙋
    Es increíble y envidiable, para quienes no somos madres, la experiencia que describes, con tan buena narrativa, de esos momentos únicos que compartimos como género… esa mamífera que creció en ti, la pude percibir al conocer a tu hijo. Él…un niño cómplice….un cachorro racional y juguetón…un ser humano que transmite la felicidad y el amor que recibe de sus progenitores, vaciándolo al mundo con la más honesta de las sonrisas.

    Le gusta a 1 persona

    • Me dejas muda. Gracias por tus palabras, gracias por leerme, gracias por estar aún en la distancia.
      Es cuidando a nuestros cachorros que podemos inyectar esperanza a este mundo tan complejo. Somos los padres los que ponemos el terreno para una autoestima saludable, que les enseñamos que se puede confiar, que se puede amar, que está bien ser uno mismo. Un abrazo amiga querida!

      Me gusta

  4. Hola!!!! hermoso el don que Dios nos regaló a las mujeres…amamante 4 hijos, hoy todos grandes y saludables…el apego cuando amamantas es incomparable y a lo largo de la vida, una excelente base en nutrición. cariños y gracias por compartir su historia

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Ivonne!, gracias a ti por compartir la tuya. Espero poder ver los frutos de la lactancia en mi hijo en el futuro también. La mejor herencia!, cariños de vuelta!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s